viernes, 31 de diciembre de 2010

¡Sobrevivan al 2011!

Se termina el año ¡vaya! ¡menuda noticia! Y yo sin el Facebook actualizado. Más sobrecogedor es que me haya tenido que echar novia en Enero del año pasado para recordarme las horas que paso frente a la pantalla hasta hoy, es lo más similar a tener el cuarto hecho una porquería y convivir con los padres para que te animen diariamente a recogerlo. Mientras mis diotrías siguen en aumento hasta terminar el 2010, es época de recapacitar e intentar darnos cuenta de todo lo que la hemos cagado a lo largo del año, que si el carnet de conducir sigue pendiente, que si no he ido al médico para echarle un vistazo a mi vista, que si se me están desprendiendo las piernas del cuerpo por estar sentado tantas horas, ya saben lo típico.

Todas las personas tenemos algo en común, el ser humano por lo general nunca está contento con lo que tiene y siempre tiende a aspirar a algo más, a esto le podemos llamar objetivos, que obviamente por dejadez terminan cayendo en el olvido ¿Se imaginan una web a modo red social de objetivos comunes? Visto lo visto, si nos enterásemos que la prima del Juan y la vecina del quinto tuviesen las mismas aspiraciones en un periodo de tiempo, seguramente nos entrarían más ganas de terminar esas cosillas que nos llenarían de satisfacción, aunque la búsqueda de la felicidad siempre nos resulte un puñetero camino de cabras con socavones.

Pienso que queda de más decir lo que todo el mundo dice en estas fechas ¡Que tengas una buena salida y entrada de año! o ¡Feliz año nuevo! ¡Por los cojones! yo haría una lista de riesgos:

- ¡Sobrevivan al 2011! Intenten almenos ser felices aunque no lo consigan, ¡porque señores! lo importante es participar y ahorrar para echar la lotería del año que viene.

- Las uvas cómanlas de una a una con tranquilidad, porque los de sanidad también quieren festejarlo y no como todos los años que más de uno se llevaron asfixiado.

- Cuidado con los percebes y cabezas de gamba, porque nos escupirán sus entrañas al traje si no nos ponemos la servilleta a modo babero.

- Preparen sus bolsillos más anchos, porque inexplicablemente hoy todo cuesta el triple que mañana.

- Si son de los que harán botellón en plena calle para emborracharse y ahorrar, vayan al chino que aunque sea lo más caro durante el resto del año, hoy es lo más barato, mientras pónganse varias capas de ropa porque hace un frío que pela.


¿Saben qué? Yo me quedo en casa a quitar las pegatinas con espátula del suelo de mi habitación que una vez al año...

Saludos 4n4les!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada