martes, 16 de noviembre de 2010

Quasary ya está aquí!

La entrada de hoy ha sido cambiada por otra que me causo mayor impacto en el día de hoy, de las manos de un ex-compañero de informática que me la dedicó siendo esta la primera de su blog. 

Además de recordarlo como uno de los chicos más listos y aplicados de la clase, también es un chaval que todo el mundo querría tener como amigo, siendo un tipo que responde como lo que es, una gran persona, la cual demuestra su apoyo en esos malos momentos que todos tenemos alguna vez.

Gracias a Álvaro Lavín Amorós.




Como recién incorporado al mundo de los blogueros, que mejor comienzo, que hacerlo con una presentación de por qué narices he llamado así a mi blog, “Quasary”. No resulta nada interesante, pero nada de nada… pero algo de culturilla general al año no hace daño, y ya puesto doy comienzo a algo que leer.
Todo comenzó hace unos cuantos días atrás, cuando un colega, no sé porqué, me mando por mensaje privado la dirección de su blog. Sabiendo que él era la peste negra de la Europa del s. XIV, pero con los ordenadores, no pensé ni un segundo el momento de eliminarlo de la bandeja de entrada, ni siquiera me di cuenta de que se trataba de un blog, pero bueno, nunca se sabe.
A los pocos días quedé con él, ya qué en persona puede hacerme mucho menos daño que a distancia… ya me aseguró entonces que si entraba en la página y mi ordenador explotaba sería toda una casualidad, pero para casualidades las del CSI, donde “una aguja en un pajar” es encontrado en décimas de segundo, para que alargar más la serie, si son la ostia de buenos.
Una vez asegurado de que toda la información de la que dispone mi laptop iba a permanecer en el mismo lugar en el que se encontraba, solamente en mi HDD, accedí a entrar al blog de mi colega. Para mi sorpresa, lo mucho que sabe este tío, y también lo mucho que ha aprendido a escribir… sí señor. Me propuse a leerlo un rato, y pensé que si me cansaba lo mandaría a la mierda a la primera de cambio, pero no, me jodió aún más, cuando descubrí que parecía interesante me quito aún más rato, pero eso sí, empecé a leer más rápido.
Lo peor de todo, es que me dio envidia, y eso se ha ido acumulando hasta que por fin me decidí en hacer algo para contrarrestarlo, crear mi propio blog, un sitio donde poder explayarme al igual que él y sacar a relucir todo lo que se me ocurra o den de sí mis conocimientos, sobretodo informáticos, aunque por Dios!! te pido que no me muerdan los frikis y me conviertan en uno de ellos, si tuviera que hacer una peli de miedo ya sabes cuál sería el guión, y noooo.
Sobre que iba a tratar el blog fue la decisión más instantánea, a ver memo, si estás estudiando telecomunicaciones e informática pues de que vas a hablar, ¡¡¿de higos chumbos?!!, buah, de lo que salga, como si tengo que aprender cosas nuevas para llenar espacio en blanco. Eso sí, informática como ya he dicho "a saco".
Lo siguiente fue el nombre, una gilipollez, Quasary, el nombre por defecto que me dio Microsoft a la hora de escoger apodo para su consolita 360, la cual no echo nada de menos, pues no me gusta perder el tiempo a lo tonto y menos ahora con tantos estudios.
Buscando como no, con Google, me decanté por saber si Quasary tenía algún significado en especial. Pues esto fue con lo que me encontré:




En muy resumidas palabras, cuásar es la cuna de las estrellas, un cuerpo celeste del tamaño del Sistema Solar y que se mueve casi a la velocidad de la luz. Además de esta característica es un cuerpo muy luminoso que produce energía electromagnética e incluye radiaciones de radiofrecuencias, es decir porciones de energías menores, hasta rayos x. También se dice que si dos cuásares juegan entre sí, crean una galaxia. E Investigadores comentan, que del estudio de un cuásar se podría conocer el origen del universo así como el fin de la reionización del Big Bang.




No es más que una anécdota ya lo sé, y lo habéis leído… Pero bueno, ya sois algo más sabios y si alguna vez vais paseando por la calle y por casualidad os preguntan que es un Quásar… ya lo sabéis.
Hasta la próxima entrada, la cual espero hacer más interesante que esta triste introducción, al menos de informática...
Homenaje a Germán Sánchez, te dedico la introducción, pues de ti surgió la envidia.
Saludos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada